sábado, 5 de noviembre de 2016

Reseña: Musu-Musu-Musume?!: que Kamisama nos pille confesados

Después de casi medio año teniendo el juego cogiendo polvo, hoy he decidido echarle un vistazo a Musu-Musu-Musume?!, el primer juego de Ediciones Oníricas financiado a través de crowdfunding y en el cual participé. Ya le había echado un vistazo en su versión PDF, y esa era la razón por la que esta espera se ha prolongado tanto.


No, en serio, voy a intentar no ser destructivo. La propuesta de este juego pretende emular a los típicos juegos japoneses, mangas y animes de dating sim, en los cuales debes poner todo tu empeño en enamorar a una chica hasta que ella acabe dándose cuenta de que ese pesado era el hombre de sus sueños. Perdonad si digo esto de una forma un poco excluyente en cuanto al género, pero todos sabemos que la mayoría de estos elementos suelen centrarse mucho en el protagonista hombre (con sus excepciones, lógicamente), y el juego asume esto con mucha naturalidad. Escrito por Eduardo Sánchez Morales, se nos plantean unas reglas rápidas para poder jugar partidas en las que nuestro objetivo podrá variar dependiendo del modo de juego que utilicemos pero que, en cualquier caso, siempre tendrá su base en este tipo de historias.

Para no perder la costumbre y ser un poco ordenados, vamos a coger los puntos clave que desarrollé en la anterior reseña:

- Edición y apartado gráfico: este es el primer fallo garrafal que podemos encontrar en el juego. Si bien sus ilustraciones de Roxy Hana no son para nada malas, son escasas y se repiten a lo largo de todo el manual, lo que acaba dando una mala sensación. Sin embargo, este aspecto pasa un poco por alto cuando te fijas en dos cosas: la primera, que todo el texto está escrito con la misma tipografía, y la segunda, que todas las páginas tienen la misma imagen de fondo, cosa que hace que sea una lectura aburridísima. Además de esto, se aprecia que está maquetado en Microsoft World (o quizás en OpenOffice), y esta herramienta no es nada buena para esto. Las imágenes parecen estar puestas un poco porque sí, sin que se llegue a discernir algún criterio o intención, y todo este conjunto hace del libro un trabajo que no llega ni por asomo a los mínimos hoy en día establecidos en el mercado. Ah, y por cierto, tiene bastantes faltas de ortografía.

- Reglas de juego: el sistema de juego, que conforma prácticamente el 100% del manual, está muy mal explicado, tanto que te puede ser muy fácil perderte. El autor sobreentiende muchos conceptos, usando un lenguaje que podría llegar a ser confuso para alguien que no esté familiarizado con la jerga de los juegos de rol. Por resumir, el juego utiliza dados de seis caras y tirarás tantos dados como puntuación tengas en alguna de tus características (Carisma, Economía, Belleza y Torpeza), siendo siendo 1 un resultado que resta un éxito, 2 y 3 resultados que se ignoran, 4 y 5 éxito y 6 éxito doble, con lo cual, estadísticamente el resultado tiende al éxito. Si debes realizar una acción que no tenga nada que ver con estos atributos, tirarás tres dados de seis caras.

Por otro lado, en lo que a la conquista se refiere, los personajes incluyen una puntuación de Conquista y una puntuación de Resistencia. Los corazones de Conquista se irán rellenando conforme avancemos en nuestra relación, mientras que los de Resistencia pertenecen a otro modo de juego en el que nosotros somos el objetivo de alguien, y se irán vaciando conforme consigan enamorarnos. Además, por cada dos corazones de Conquista que rellenemos tendremos un dado de seis caras adicional a nuestras tiradas, mientras que por cada dos corazones de Resistencia que nos consigan vaciar, nuestros "perseguidores" tendrán un dado de seis caras adicional en sus tiradas. ¿Estos bonificadores se aplican a cualquier tipo de tirada? Pues sinceramente, no lo sé, tampoco es que lo explique. De hecho, cómo funcionan las tiradas de dados es algo que se menciona a mitad del manual cuando ya te han hablado varias veces del concepto de tiradas de dados. Por lo tanto, no sólo hay cosas que no están explicadas sino que, las que sí lo están, lo hacen mal. También posee algunas mecánicas relacionadas con monedas y otras con méritos y defectos, pero son tan nimias que no me pararé a explicarlas.

El juego sobrepasa los límites del narrativismo hasta el punto de que la mayoría de las cosas que te encontrarán se explicarán con un "tú verás lo que haces", acompañado de escasos ejemplos y algunos de ellos bastante ambiguos. Sí, después de un rato sabes que hay una cosa que se llama tiradas de dados, pero sólo sabes que se hace cuando el director de juego te diga que se hace, aunque a él tampoco le han dicho muy bien cuándo debería exigirlas; sabes que hay una cosa que son los corazones de Conquista y Resistencia, pero depende totalmente del director de juego que considere si deben llenarse o vaciarse, sin decirle a él tampoco cuándo debería ocurrir esto. Con lo cual, en este juego debes buscarte las castañas prácticamente para todo y sin poder apoyarte en una mínima base. 

- Ambientación y posibilidades: a pesar de que todas las ilustraciones nos llevan hacia una ambientación muy del estilo del dating sim, el juego nos dice que podemos hacer el tipo de partida que queramos, pareciendo una excusa para no hablarnos un poco más en profundidad de algo concreto con lo que podamos trabajar a la hora de crear nuestras tramas. Por ello, las posibilidades son realmente infinitas, pero no porque el juego te ayude a que lo sean, sino porque va a depender de lo que a ti se te pase por la cabeza.

- Ayudas de juego: prácticamente inexistentes. Nos ofrecen seis personajes pregenerados como objetivos para nuestros personajes, y podemos terminar ahí. Ni siquiera adjunta una partida de iniciación ni ayudas concretas sobre nada. Muy en la línea de lo que hemos ido comentando, supongo.

De acuerdo, ahora me pondré un poco serio. La idea de Musu-Musu-Musume?! me parece genial, eso no dejaré de reconocerlo y más cuando fue la razón por la cual participé en el crowdfunding. Sin embargo, este juego es otra muestra de que una idea, por sí misma, no vale nada si no tienes los recursos y el conocimiento necesarios como para ejecutarla de la forma correcta. En mi opinión, para que este juego sea realmente competente como tal necesita muchísimo trabajo, tanto trabajo que no se ha hecho como trabajo que hay que volver a hacer. Sin embargo, si a lo que tenemos ahora mismo nos remitimos...

VALORACIÓN: 3
... Y PORQUE LA IDEA ES BUENA

Si queréis más sobre este juego, podéis visitar la página web de Ediciones Oníricas.