domingo, 27 de noviembre de 2016

Novelda Rolea II, nuestro paso

Este Sábado 26 de Noviembre se celebraron las jornadas Novelda Rolea II en el pueblo que le da nombre, y tanto mi compañera de la vida Desirée como yo tuvimos el gusto de asistir. Ya repetíamos de la anterior edición, en la cual fuimos como emisarios de Nosolorol, a diferencia de esta vez que acudiríamos en calidad de nosotros mismos.



Novelda Rolea no son las mejores jornadas de rol pero, por lo que a mí respecta, son mi Carlyle personal, ese sitio donde Woody Allen iría a tocar por el mero gusto de hacerlo. En ambas ediciones hemos ido Desirée y yo solos, y casi casi hasta aparcamos en el mismo sitio ambas veces. Además, sin tener un gran trato con aquellos que organizan las jornadas, lo cierto es que nos sentimos muy bien acogidos y estamos a gusto. Estas pequeñas cosas hacen que sean unas jornadas muy especiales, un alto en el camino para retomar ciertas sensaciones, encontrarnos con gente y hacer volar nuestra imaginación.

Pero bueno, después de dejar claro lo que estas jornadas significan para mí, vayamos al lío, aunque no antes de que os deje por aquí el enlace a otra reseña de estas jornadas vividas desde la parte organizativa, escritas por J. Capdemut. A diferencia de la edición anterior, esta vez decidieron agrupar todas las actividades en un único día, cosa que creo que supuso un cambio sustancial y a mejor dada la afluencia de gente que se puede suponer de unas jornadas así (en las cuales han dado el dato de 190 asistentes, que no está nada mal). Nosotros llegamos un poco más tarde de las 11:00, aunque las puertas se abrirían una hora antes. Como la anterior vez, fuimos muy bien recibidos y nos sentimos con libertad de andar y hacer a nuestro gusto. La disposición este año me gustó más, parecía más armoniosa y mejor distribuida, de forma que era muy fácil saber a dónde debías ir si querías hacer cualquier cosa.

Desirée dirigió a las 12:00 Pequeños Detectives de Monstruos, que si bien no es el único juego con el que se atreve, sí que es su juego estrella. En alguna parte (posiblemente en varias) lo haya mencionado, pero Desirée es maestra, y esto se nota a la hora de verla desenvolverse con los niños, en este caso dos niñas, acompañadas de tres adultos. Por mi parte, yo me tomé la mañana "de tranqui", una costumbre que empiezo a tener a todas las jornadas a las que voy y que se está convirtiendo prácticamente en un ritual. Me gusta pasearme, curiosear, hablar y en cierta manera mimetizarme un poco con el sitio para sentirme más a gusto de cara al momento en el que tenga que hacer algo.

Después de comer, me tocaba dar una charla sobre el diseño de juegos de rol y videojuegos. Lo que pretendía buscar los puntos en común y diferencias de ambas industrias, más concretamente en su proceso de producción, y utilizar ambas cosas para explicar por qué son así y qué podrían absorber la una de la otra para ofrecer diferentes posibilidades. Desde la organización se ha lamentado que la asistencia a esta charla haya sido de cuatro o cinco personas, pero sinceramente, ni me esperaba más gente por ser algo muy concreto y por haber otras actividades a la misma hora más interesantes, ni me ha desagradado lo más mínimo, es más, he preferido que fuese así. Esta charla llevada a coloquio acabó convirtiéndose en una conversación entre aficionados que comparten sus opiniones, y eso me gusta mucho. En resumidas cuentas, fue un momento muy agradable de respiro. Finalmente, tras ello me tocó dirigir Wuxia: 9 Profecías, mientras que muy cerca de allí Desirée dirigía una partida de Blacksad. Evidentemente, yo tenía mis dudas, ya que asumo que Wuxia no es un juego que vaya a gustar a todo el mundo y no sólo eso, sino que entendería que le gustase a poca gente. Sin embargo, las alabanzas a la partida me subieron el ego hasta las nubes, y estoy muy agradecido por ello. Fue realmente sorprendente y muy gratificante.

Después de ello, nos tocó marcharnos. Comentando nuestras impresiones de camino a casa, había sido un día bastante bueno y nos lo habíamos pasado genial. Así pues, sólo me queda dar gracias a la organización del evento (especialmente a Josep, que ha estado muy atento a nosotros en todo momento) y a todos los participantes de nuestras actividades. Sin duda alguna, Novelda Rolea es un acontecimiento que ya ocupa nuestra agenda del año que viene.