sábado, 12 de diciembre de 2015

Reflexiones: el negocio del PDF

Dado mi futuro intento de proyección profesional hacia los juegos de rol, no puedo negar que uno empieza a plantearse muchas cosas (la mayoría de forma muy precipitada) sobre qué estrategias serían más adecuadas de utilizar. No obstante, yo me las planteo no por el negocio que me puedan suponer, dado que soy horrible para los negocios, sino para que aquello que haga en el futuro me deje dormir tranquilo.

Hoy he tenido un momento de reflexión sobre, el día que mi primer juego esté terminado, cómo me gustaría distribuirlo. Hay una cosa que tengo muy clara, y es que su versión digital creo que debe de estar al alcance de todo el mundo (llámalo gratis, llámalo "paga lo que quieras") por una sencilla razón: si hay algo malo de comprar un producto es que no sepas lo que estás comprando, por eso me veo en la obligación moral de dar la oportunidad a todo el mundo de que sepa qué es lo que ofrezco y, si lo quieren, que lo compren en su versión física, y si no lo quieren, que se queden con la versión digital, o la borren, o hagan lo que quieran. Llegados a este punto, empiezo a pensar que si bien me parece justificado que las editoriales o creadores independientes le pongan precio a los formatos digitales de sus juegos, no termino de verlo una estrategia muy inteligente. Seamos claros: ¿acaso he sido el único al que un amigo le ha pasado un PDF de un juego totalmente gratis o que, en su lugar, lo ha pagado a medias con unos cuantos? Y sé que quizás reconocer esto trae consigo la crítica del "eso está mal porque no apoyas que la editorial/creador haga más cosas", pero muchas veces no puedo permitirme gastar algunas cantidades de dinero, por pequeñas que sean, ya que no tengo ingresos estables. Sin embargo, tengo muchísimas ganas de poder ver el juego, y de jugarlo si me gusta.

Entonces creo que me parpadea un poco la bombilla: ¿no sería más inteligente, y para mí al menos, más lícito dar un extra a los que compren una versión física, y ofrecer gratuitamente en digital todo lo necesario para jugar? Creo que, sinceramente, dentro de un tiempo veremos que la cosa deberá ir por esos cauces. Por poner un ejemplo, puedo poner gratuitamente el PDF de un juego con todo su sistema, ambientación, ilustraciones, y lo que sea. En la misma línea, puedo vender su versión física que, además de ser un producto que cuesta un dinero producir por sí mismo (refiriéndome al hecho de que crear una copia de un PDF no tiene ningún coste), voy a añadir una aventura adicional que no aparecerá en su versión digital y que, por lo tanto, sólo estará disponible para aquellos que compren el libro (a no ser que lo escaneen y lo vayan distribuyendo, cosa contra la que sí creo más lícito tomar medidas). En otras palabras: incentivar la compra del libro físico, que es donde más dinero saca la editorial o el autor por libre, sin desmerecer ni privar a nadie de que puedan jugar a tu juego.

No me gustaría que se entendiera de todo esto que me parecen mal los planes de negocio de las editoriales, nada más lejos de la realidad: me parecen totalmente lógicos y los acepto. Toda esta reflexión se basa simplemente en una percepción muy personal de cómo creo que yo tendría que hacerlo si me viese en el caso y, como he dicho al principio, poder dormir tranquilo. Además, como también he dicho, soy muy malo para los negocios.