martes, 7 de julio de 2015

Reflexiones: Crítica a las críticas de las críticas

Sí, esto está muy abandonado, hasta tal punto que no parece tener mucho sentido que escriba algo ahora. Lo cierto es que esto responde a un propósito: me estoy mudando a un proyecto colectivo donde seguiré haciendo lo mismo que hacía aquí, pero con compañeros, lo que interaremos que procure una periodicidad, una variedad y, por ende, una calidad.

No obstante, tengo la necesidad de escribir esto. Antes de comenzar, he de decir que hace muy poco hice a través de Google + una crítica a Tierra de Nadie que se ha calificado de "ataque" y "lanzamiento de basura", pero lejos de hablar de eso, sencillamente lo menciono para aclarar que ese asunto nada tiene que ver con lo que hoy hablo. Bueno, sí, tiene que ver, pero no lo hago a raíz de ello.

Últimamente, por varias vías, han llegado a mí artículos de opinión del mundo de rol de esos que no se suelen ver demasiado, esos en los que, independientemente de si se tenga razón o algo, se critica negativamente, y parece que esto molesta mucho. Es curioso, parece que el nivel de desagrado que causa es mayor cuanto menos tiene que ver la persona con el tema en cuestión, y es algo preocupante. Pero lejos de querer valorar eso ahora, sí que me gustaría hacer una llamada a la calma, una pequeña tregua entre los "incendiarios" y los "incendiados".

A propósito de este término, un artículo sólo es incendiario cuando una persona así se lo toma. Seamos claros, la comunidad rolera tiene opinión, pero no tiene la capacidad de mover los hilos en absoluto. Aún no he conocido a nadie que haya cambiado de opinión sobre un juego porque haya leído una crítica en Internet, y eso nos delega a una gran cábala donde compartimos nuestros conocimientos, impresiones y nuestras creaciones, pero nada más. No creo que las editoriales (u organizadores de jornadas, todo sea dicho) tengan miedo de que alguno de nosotros vaya a decir algo que les vaya a perjudicar gravemente.

Pero me voy por las ramas un poco. El caso es que me preocupa cómo se censuran las críticas negativas que sean mínimamente duras, y como crítica voy a definir algo con cierta argumentación, a veces más acertadas y otras no tanto, pero con unas razones de por medio. Tengo entendido que a ese concepto ahora se le llama buenismo, y me hace mucha gracia porque provengo de un pueblo y es una palabra que me suena extremadamente light comparada con cómo lo llamaría yo, vamos, que hasta la manera de definirlo me parece "buenista". 

Yo soy el primero que quiero una comunidad sana, pero no me parece bien que para ello se intente censurar o, mejor dicho, menospreciar a aquellos que tienen otras opiniones y otras formas de contarlas. Esto también es interesante ya que, para mi gusto, es una excusa muy recurrente la de "hablar de una forma tan incorrecta te quita credibilidad". ¿Os acordáis de la famosa frase "Ellas visten como putas y ellos como payasos"? Las formas de decirlo no eran las mejores, desde luego, pero Risto Mejide tenía más razón que un santo, igual que en muchas cosas que ha escrito con una gran cantidad de improperios y faltas de respeto que, si bien pueden ser desagradables de leer para aquellos que sean un poco sensibles, no pierden un ápice de razón.

Yo no soy político. No gano ni pierdo nada dando mi opinión en Internet más allá de lo personal. Seguiré teniendo los mismos amigos, el mismo dinero y los mismos problemas. No busco el voto de nadie. Por ello, considero que no tengo que medir mis palabras cuando digo algo, no creo que tenga que maquillarlo para que parezca "menos malo" porque quiero expresar con palabras exactamente cuán bueno o cuán malo, cuán indignante o cuán satisfactorio me resulta aquello de lo que hablo. Se llama expresarse, y me parece un poco triste que haya personas que sólo sepan quedarse en las formas de decir algo para valorar lo que se está diciendo.

Por otro lado, he oído otra de estas "excusas" que me ha hecho especial gracia: "Publicas este tipo de artículos para ganar visitas". Si alguien se ha hecho un blog de rol para tener muchas visitas, es un iluso. Ni siquiera diciendo en su blog exactamente lo que todo el mundo (o la mayoría) de su público potencial querría oír, tendrá muchas visitas. Somos Legión, porque somos pocos. Y pese a ello, más allá del ego personal, tampoco se me ocurre cuál puede ser el propósito de hacer cosas intencionadamente para tener visitas. ¿Alguien gana dinero con eso? Si es así, le agradecería que me dijera cómo.

Finalizando un poco, me gustaría hacer una reflexión. Si un artículo no nos gusta, ¿qué hacemos realmente cuando criticamos de esta manera a quien lo ha escrito? Porque esa persona no va a recibir el mensaje de "no estoy de acuerdo con lo que dices", sino que el mensaje es, más bien, "no me gusta que des tu opinión cuando es mala". Además, las discusiones acaloradas son muy sanas, por supuesto, siempre que haya un respeto. De hecho, yo he hecho amigos a base de tirarnos los trastos discutiendo sobre algo. Además de todo esto, hay una cosa que me parece muy curiosa, sobre todo en Google +: se comparten muchísimas cosas sobre rol al día, pero casi ninguna se comenta, simplemente se le da al Like y punto. Sin embargo, las críticas siempre tienen un buen surtido de comentarios muy entretenidos de leer de aquellos que tienen posturas diferentes, y no sé vosotros, pero ese tipo de hilos son los que más cosas me enseñan. Muchas veces se mencionan puntos de vista que no había contemplado y me acaban pareciendo más acertados que aquel que siempre había tenido yo; a veces incluso me meto a comentar y acabo pasando de un pronóstico de tarde peñazo a una más amena donde he estado conversando, conociendo a gente y aprendiendo.

Así que lo dicho, estaría bien que nos relajásemos todos un poco y aprendamos a convivir con nuestras opiniones. Hijos de puta.