sábado, 10 de enero de 2015

Reflexiones: ¿Cuál es tu sistema de juego favorito?

Me encontraba preparando una partida sobre una ambientación que se me ha ocurrido rápidamente (relacionada con el cyberpunk, un mundillo que nunca me ha llamado mucho la atención pero que ahora me apetece explorar) y estaba buscando el sistema más adecuado. Finalmente, tras buscar y meditar, he decidido que me apetecía escribir y a la vez invitar a los lectores a que escriban sobre qué sistema de juego les gusta más, y he de decir que me he decantado finalmente por...



Realmente, creo que son pocas las veces las que nos ponemos a pensar la matemática que contempla el sistema y prestamos más atención a otros aspectos, como su sencillez, el tipo de dados que contempla y demás. Quizás este sea el problema del sistema Sombra, que a primera vista puede sonar un poco difícil de entender por la cantidad de información que hay que entender (o que se puede sacar) en una tirada de dados, pero en realidad, podría decir que es un sistema matemáticamente perfecto y, pese a ello, al final sencillo de entender. Para los que no lo conozcáis, os ilustraré un poco al respecto.

El sistema Sombra tiene 3 dados de 10 caras, uno de ellos siendo de diferente color (El dado Sombra o dS) y los otros dos del mismo (los dados de Daño, siendo d+ el resultado mayor y d- el menor). Consideramos que una acción sale bien cuando, al lanzar los dados, la suma de los tres resultados es igual o inferior al valor de la habilidad + atributo. Pero una de las cosas que me encanta de esto es el nivel de éxito o fracaso, algo que me parece genial para poder representar (y por lo tanto, interpretar) lo bien o lo mal que hace el personaje la acción, algo en lo que a veces nos emperramos en pensar que no tiene mucha importancia. Si la suma de los dados de Daño ha sido 4 o menos, podemos considerarlo como un éxito o fracaso bajo (dependiendo, claro, de si la acción ha sido exitosa o no), lo que nos permitirá dar ese matiz de hacer algo por los pelos o de no haberlo conseguido por muy poco, cosa que en un momento dado puede tener cierta influencia en la partida, o al menos yo invito a que siempre intentemos que la tenga; por otro lado, si estos dos mismos dados tienen el mismo número como resultado, podremos considerarlo un éxito o fracaso excepcional, quizás no tan bueno como un crítico o una pifia pero sí notablemente superior (o inferior). Aquí es donde igual me falla un poco esta matemática perfecta, o quizás mi ignorancia, pero no sé hasta qué punto se diferencian las posibilidades de conseguir un éxito o fracaso bajo con las de conseguir un éxito o fracaso excepcional, las cuales, en mi opinión, deberían ser iguales. Pero como ya os digo, no sé si una tiene más posibilidades que la otra. La última que nos queda es el crítico y la pifia (también llamados éxito y fracasos altos), que se efectúa al tener el mismo número en el resultado de los tres dados, cosa bastante difícil que aparezca pero es equitativo a su efecto, ya que el resultado será magistral o totalmente estrepitoso. Finalmente, cualquier otro resultado que no cumpla ninguna de estas posibilidades será un éxito o un fracaso normal.

Aquí vamos a darnos cuenta de un detalle sobre los éxitos y los fracasos bajos. Al ser un sistema que va a la baja (quiero decir, que el éxito se consigue sacando un resultado más bajo que la puntuación en tu habilidad), solemos entender que, cuanto más bajo sea el resultado, mejor será nuestro éxito. ¡Pero no! De lo que se trata es de que los dados no sumen más puntuación que tu habilidad pero que, cuanto más lo rocen, mejor. Esa es una de las cosas que me inquieta bastante del sistema y que creo que rompe un poco los esquemas.

Además, luego en cada juego el sistema Sombra tiene sus cosillas propias y sus variaciones, lo que nos demuestra que, aún con esa perfección que tiene, permite meter mano para personalizártelo dependiendo del tipo de partida que quieras hacer y de las cosas que contemple. Por poner un ejemplo, yo he pensado que, si se posee la ventaja Ambidextrismo, cada vez que el personaje quiera disparar dos armas a la vez, en una tirada única se le añade un dado Sombra adicional. De este modo, la acción se convierte en más difícil de superar ya que, al sumarse un dado más, es más difícil conseguir una puntuación inferior a tu habilidad, y en caso de conseguirla, tendremos las dos localizaciones en las que hemos impactado con tan sólo una tirada (y sí, esto quiere decir que, o aciertas los dos o no aciertas ninguno, lo que creo que le da cierto riesgo a estas acciones). Queda pendiente de probarlo, pero en principio sería la idea que tendría. He de decir que, pese a esto, no podría dejar la entrada sin mencionar la evidencia de que soy muy fan de Hitos, pero también es cierto que creo que son dos sistemas de juego enfocados a cosas diferentes, Sombra no es tan narrativo, por ejemplo, y ese es un punto a favor que tiene Hitos.

Y sin mucho más que decir, os invito ahora a que escribáis: ¿Cuál es tu sistema de juego favorito?