lunes, 12 de enero de 2015

Podcast: Empezando a establecer algunas bases

Hace bien poco (este Jueves), inauguré el podcast Escenas Narrativas, y la verdad es que sólo he recibido críticas buenas al respecto (quizás me ha faltado alguien diciéndome que era una bazofia y dándome sus razones, pero bueno, sea como sea, se agradece). A pesar de que he sabido dónde tenía que moverse y que, a su vez, se ha movido a sitios donde yo no hubiera podido llegar por mí mismo, lo cierto es que ese audio ha tenido más reproducciones en los dos primeros días que en el primer podcast en el que participé, del cual me voy a permitir hablar un poco.

Dicho podcast se llamaba Más Allá de Bree. Nació de un grupo de amigos que queríamos compartir nuestros gustos (supongo que como deberían nacer todos) y hablábamos sobre cine, series, videojuegos y demás cosas. Durante dos años, el podcast ha estado en rodaje y de ahí me llevo muy buenas experiencias, tanto personales como los conocimientos que he adquirido acerca del mundillo del podcasting. Por si alguno de los que lee esto fuese un oyente asiduo de ese podcast, el cual lleva sin subir audios desde el verano de 2014, siento decir que no sé qué será de él, sólo sé que decidí, por motivos que no vienen al caso, desmarcarme del proyecto y deseando que, si algún día se decide continuar, vaya muy bien.

Tras tanto tiempo, me he dado cuenta de lo bien y lo importante que es a veces el formato del podcasting. Frecuentemente veo vídeos en Youtube y otras plataformas, pero reconozco que nunca darán la libertad que ofrece un podcast al tener que estar pendiente de lo visual y no poder despegarte mucho de la pantalla. Por ello me gusta apoyar este formato haciendo siempre algo de podcast, y esta vez le ha tocado a esto.

Pero bueno, al lío que me enrollo. Empecé esto sin mucha estructura, con la idea general clara pero sin pensar mucho en los detalles, pero ahora que veo que es algo que puede gustar y que puede funcionar, he decidido tomar algunas decisiones al respecto del programa y el formato.

- Seguirá siendo igual de sencillo que el programa ya colgado. No me gusta adornar demasiado el audio con cabeceras y "chorradas" para lo que en realidad es. Eso sí, quizás entre cambios de tema en las conversaciones meta algunos segundos musicales para que la conversación no resulte excesivamente cansada y nos dé tiempo a recuperar un poco la calma. En la edición del audio suelo recortar silencios y eso hace que las conversaciones queden algo más rápidas (siempre intento respetar algunos para que no quede muy antinatural, pero lo que sí que no me gusta es que haya demasiado silencio entre voz y voz).
- Una de las normas más elementales del podcasting es que siempre tienes que responder al feedback, y Escenas Narrativas no iba a ser menos en este sentido. El problema que me surge es que se ha tendido a escribir hacia el invitado, y hay cuestiones sobre las que puedo dar mi opinión pero no puedo responder por otras personas. Así que dentro de mis posibilidades, intentaré que seáis respondidos remitiendo algunos comentarios hacia mi invitado, pero aún así, os responderé en el audio por mi parte.
- He decidido que la periodicidad que mejor se puede ajustar a mis posibilidades es bisemanal (o cada dos semanas, como queráis llamarlo). La edición no me lleva demasiado tiempo (o igual sí, pero al estar acostumbrado a editar una media de 3-4 horas de programa y necesitar prácticamente cinco o seis días para ello, esto me parece muy poco), pero lo que me preocupa es no poder mantener el nivel porque, seamos claros, no es fácil poder encontrar a una persona cada semana que esté dispuesta a grabar, siempre hay que contar con los imprevistos. No obstante, puede que esta norma me la salte en casos excepcionales, como podría ser en el que contenga datos que son especialmente importantes emitirlos en una franja de tiempo determinada y que, si se hacen esperar hasta el día que le tocaría, ya no tendrían sentido. Pero bueno, tampoco quiero adelantar muchos acontecimientos porque ya veremos si una periodicidad bisemanal no va a ser demasiado para mí.

Y poco más. Quiero agradecer una y mil veces más a todos los que habéis apoyado la iniciativa, realmente me habéis dado muchas ganas de seguir, y sabed que, si bien no está grabado aún, ya hay próximo programa para el Jueves 22 que, si nada sale mal (y lo digo porque, aunque parezca mentira, ya he tenido algún que otro problema), será con Patricia de Blas y Álvaro Corcín, autores de Pequeños Detectives de Monstruos (juego que reseñé en esta entrada, por cierto). Y a partir de ahí, pues ya veremos qué sale, tengo varias posibilidades pero ninguna fija.