martes, 16 de septiembre de 2014

In Memoriam: Lufia

Fui de esos que se criaron en la generación de la Super Nintendo (en realidad la primera consola que tuve fue la Nintendo, pero no caló en mí tanto como su sustituta). Debo decir que, para mi gusto, y teniendo en cuenta calidad-generación, creo que esta videoconsola fue el mayor triunfo de Nintendo, y no puedo basarme en números porque no los conozco, pero esta opinión es compartida con mucha gente con la que he podido tratar del tema. Bueno, ahí ahí andará con la Nintendo 64, aunque no la considero una joya tan brillante.


Y es de un videojuego de la Super Nintendo de lo que voy a hablar en esta entrada, concretando un poco más, de mi videojuego favorito de esta consola y posiblemente de todos los que haya jugado: Lufia. Este juego es un RPG de combate por turnos del estilo Final Fantasy, que salió a la venta en España en el 1997. Como curiosidad, fue el último RPG traducido al castellano para la Super Nintendo. En realidad, el nombre verdadero de este videojuego es Lufia II: Rise of the Sinistrals, siendo así la secuela de Lufia & the Fortress of Doom, pero como esta primera parte no llegó a España, lo tradujeron como Lufia a secas. Más adelante hablaremos sobre el origen del nombre.

Por lo que compete al videojuego, nos ofrecerá muchas horas de entretenimiento dadas las mecánicas que utiliza, resumidas malamente en combates, experiencia, mejorar equipo y grandes retos. Además, las "dungeon" del videojuego traen gran cantidad de puzzles muy interesantes y divertidos que tendremos que resolver para avanzar (o para conseguir objetos u otras cosas que en cualquier caso no serán necesarias para completar el juego, pero sí que podrán sernos de gran ayuda). El videojuego es lineal y no podremos llegar a un punto sin haber resuelto otros puntos anteriores.

Si hablamos de la historia, puede que no sea excepcionalmente buena (es más, aunque no lo he jugado en otros idiomas, sospecho que la traducción al castellano tiene sus gazapos), pero lo que sí creo que están logrados son los papeles de los personajes y, aunque no tengan una gran profundidad, sí que tienen actitudes bien definidas, lo que con el tiempo los convertirán en entrañables para el jugador. Encarnaremos a Maxim, un espadachín que al que se le revelará que es el único que puede controlar la gran bola de luz que apareció unos días antes y que ha hecho que la cantidad, así como la inteligencia y movimiento de los monstruos del mundo aumenten. Con lo cual, viajaremos por el mundo solucionando conflictos y conociendo a nuevos personajes que se unirán a nuestra causa. El ambiente de la historia, así como del juego en general no es muy serio, lo que hará muy amena nuestra aventura.

Pero sin duda, y como comentaba antes, el punto más fuerte de este juego con algunos retos que ofrece, tales como La Cueva de los Ancianos, en la que al entrar todos nuestros personajes descenderán a nivel 1 y se les despojará de todo su equipo. Tendremos que ir bajando desde el primer nivel hasta el máximo, que será el nivel 100, y creedme cuando os digo que es un reto complicadísimo ya que estará todo repleto de monstruos, aunque durante nuestro transcurso podremos encontrar equipo, objetos y magias que nos ayudarán. Un detalle muy importante de La Cueva de los Ancianos: cada vez que entramos, los niveles se generan de manera aleatoria, así que nunca será igual que la última vez que accedimos; otro reto que nos ofrece el juego es El truco más difícil del mundo, que así se llama en el juego y no sé si será verdad, pero yo me lo creería. Lo encontraremos en una cueva durante el transcurso del juego, y si jugáis, os reto a que lo intentéis hacer sin una guía, es muy, MUY difícil; otro reto importante es el de Los Huevos de Dragón. En varios lugares del juego encontraremos los huevos de dragón y, una vez los tengamos todos, habrá que entregárselos a un dragón y, a cambio, te concederá un deseo. Una vez hecho, los huevos volverán a sus sitios y podrás repetir este proceso hasta luchar contra él (oye, ahora que lo pienso... ¿no me suena de algo esto?). Es un enemigo muy poderoso (posiblemente el más difícil del juego) y llegar a vencerle es una hazaña de la que pocos pueden presumir.

¿Sabéis que salió un remake de este juego para Nintendo DS? Se llama Lufia: Curse of the Sinistrals y, aunque puede que esté muy guapo, lo cierto es que en cuanto lo empecé a jugar tuve que dejarlo. El sistema de juego cambió a un Action-RPG más del estilo del Kingdom Hearts, y la historia cambiaba desde el segundo 0. Supongo que es lo que vende.

En definitiva, si os gustan este tipo de juegos y no tenéis muchos prejuicios con las consolas clásicas, yo os recomiendo que os bajéis un emulador y lo juguéis. Y luego me contáis.